a
a
HomeEnsayo-enemigos- EL MUNDO QUE YO NO VIVO

-enemigos- EL MUNDO QUE YO NO VIVO

Regreso a mi cuadradito semanal, que a veces pienso es lo que le queda a uno en este país cerrado y extravagante, y de unas vacaciones tan largas como yo he querido, y vuelvo a un tema antiguo. Ya hablamos del jardín de enfrente, siempre más verde. Lo conocido se desprecia, ansiamos lo ajeno. La lejanía aumenta la belleza, la mitifica. Pero también lo desconocido es más perverso, tiene más componentes malignos por un efecto óptico. Las vacaciones dan para comprobarlo.
La realidad es multicolor y confusa, cargada de matices y, sin embargo, magnificamos y simplificamos aquella parte que se escapa a nuestra experiencia. Si a causa de la galbana vacacional discutimos en familia, probablemente el otro, sus actos y palabras, contendrán una maldad más pura por incomprensible, tan sólo porque desconocemos su personalidad y circunstancias. Imaginamos cosas y las consideramos ciertas. Nos hemos puesto a caer de un burro a las espaldas y hemos atribuido ansias de sangre inexistentes. El otro es un enfermo malintencionado porque no sabemos nada de él, porque tiene otro modo de ver. Cuando más desconocido, más monstruoso es lo malo, más feliz la felicidad, más bello lo bellMUNDOQUEYONOVIVA7o. Si no somos capaces de moderación, de reflexión y de perspectiva amplia, veremos monstruos.

Pero no ver aporta réditos. Adjudicarle intenciones rastreras al otro excusa nuestra justa venganza. Ante su perversidad, tenemos autorizada una reacción igual, tan terrible como la que soportamos. El problema es que el otro hace lo mismo. Nosotros somos el maligno para él. Ambos nos defendemos, respondemos porque si no lo hacemos seremos destruidos por las fuerzas del mal. Dos enemigos en cada extremo del ring que no se ven o no quieren verse, se transforman en bestias, muy a pesar de ambos. A ambos les apetecería una solución amigable pero ambos comprueban que es imposible… por culpa del otro.
Publicado en prensa de papel (La Voz del Tajo- Talavera de la Reina) el 9 de septiembre de 2014)
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Que sí, que sí (tema: ¿cuántas veces has mentido para no meterte en líos?

LA MENTIRA DUELE (tema ¿mentimos con conocimiento de causa o inconscientemente?)

QUÉ ES MENTIR
Honradez intelectual (tema: las ideologías son peligrosas, porque sólo ven una parte de la realidad. Ejemplos…)

RACIONALIZAR O MENTIR (tema: justificamos nuestras mentiras, somos intransigentes con las ajenas)

No comments

leave a comment