-negligencia- NO SOMOS QUIJOTES

Moises de las Heras

25/04/2017

Total de lecturas: 2,474 

No, no somos Quijotes. Entonces, ¿por qué nos identificamos con el Quijote? ¿Lo somos realmente?
Sí, somos Quijotes. Pero no porque seamos idealistas, defensores del débil ni porque luchemos por utopías. Somos quijotes porque vemos la realidad distorsionada a conveniencia. Vemos gigantes donde solo hay molinos, ejércitos donde solo hay rebaños. O molinos y rebaños donde en realidad hay gigantes y ejércitos. En español es especialista en versionar la realidad, en deformarla a placer. El español es ciego, porque no piensa. El español es interesado. Se niega a ver evidencias cuando no cree en ellas y cuando le vaga, ve más de lo que hay. Acude al relativismo cuando Dibujo de quijote peleando contra un gigante entre molinos de viento mientras sancho le grita. Fondos amarillos>le sale de las narices, sobre todo si le pillan en un renuncio. El relativismo le sirve también para afirmar lo que le da la gana cuando le da la gana. La verdad que odian, es mentira. La dudosa realidad que le interesa, completa verdad. El español es así de contradictorio… o de caradura.

El español es visionario adrede. Manipula palabras, realidades, según su ideología.

Su pereza o baja autoestima le espolea para destruir al enemigo. Transforma virtudes ajenas en defectos con argumentos a medias, para menospreciar. Se niega a oír lo que le disgusta. La cosa más sencilla, no la entiende o entiende lo que le quiere. O vuelve complejo lo sencillo para ocultar evidencias incómodas.
Despachamos los argumentos o motivos ajenos con cuatro pinceladas gruesas y despectivas, llamándole perverso, malvado.
Don Quijote veía visiones. La envidia y el orgullo nos provocan esas visiones. No queremos pensar porque nos da miedo la verdad. Preferimos que el partidismo, que todo lo deforma, piense por nosotros.
El español está loco, loco por interés, por incapacidad mental. Grita donde no razona. Ya nos gustaría a nosotros ser idealistas, utopistas, defensores de causas perdidas. Pero sólo nos caemos del guindo cuando las tripas nos suenan. Como Sancho.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

dibujo de dos brazos, uno sosteniendo un libro y enfrentándose al brazo de un policía que enarbola una porra

INTOLERANCIA A LA VIOLENCIA

¿Te ha gustado este artículo?

¡NO OLVIDES SEGUIRME EN MIS REDES SOCIALES!

Compra la novela de Moises de las Heras

Puedes adquirirlo en:

Compra el libro de Moises de las Heras en Amazon

 

 

 

 

 

 

 

Puedes adquirir mi libro de cuentos en Amazon

  • Canal de audiolibros gratuitos en YouTube: VISITAR
  • Canal de teatro de Ivoox: VISITAR
  • Canal de poemas de Ivoox: VISITAR
  • Canal de relatos de terror y ciencia ficción de Ivoox: VISITAR
  • Canal “El Cantar de Mío Cid” audiolibro completo en Ivoox: VISITAR
  • Canal “La Celestina” audiolibro completo en Ivoox: VISITAR

¡TAMBIÉN EN SPOTIFY!

  • Canal en Spotify de relatos de terror, misterio y ciencia ficción: VISITAR
  • Canal en Spotify de poemas: VISITAR
  • Canal en Spotify de relatos clásicos: VISITAR

Puede que también te interese…

1 Comentario

  1. contradictorios o caraduras jajajaj genial como casi siempre
    Un saludo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CATEGORÍAS:

ÚLTIMAS ENTRADAS:

¡SUSCRÍBETE!

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo:


 

Moisés de las Heras en Amazon

¡CONSIGUE MIS LIBROS EN AMAZON!

Ahora puedes adquirir mis libros en Amazon. Visita mi tienda y hazte con ellos.

COMPRAR AHORA