EL ORIGEN DE LA GUERRA ENTRE LOS SIMIOS

Moises de las Heras

09/07/2016

Total de lecturas: 1,242 

Una de las películas que deberían proyectarse en clase de historia es “El origen del planeta de los simios”. Allí se hace un esfuerzo inteligente por explicar el pensamiento de cualquier guerra. La tesis podría aplicarse tanto al enfrentamiento entre Estado Islámico y Occidente, Tercer y Primer mundo o a disputas entre familiares.

En el filme, además de los intereses comunes clásicos en una guerra existe un proceso de desconfianza entre los dos dirigentes, simio y humano. Estos, a su vez, deben enfrentarse a los incrédulos de su propio ejército. Los dos ejércitos se enfrentan por un bien de primera necesidad y un territorio. El bien es el agua, una presa. (una vez oí que, en el fondo del conflicto entre Palestinos e Israelíes, subyace una pendencia por el agua) Y el territorio es el de los simios, que temen ser invadidos, y viceversa los humanos. Pero hay

origenplanetasimios

más.
Hablé ayer de cómo el mutuo desconocimiento nos aboca a interpretar actos ajenos como malvados. Si además desconocemos idioma, cultura, especie, forma de pensar, de ver la realidad o vivir, es más fácil imaginar agresiones, porque también desconocemos motivos e intenciones. En la película vemos cómo ambos bandos “se defienden” porque desconocen. Esto ocurre también en una disputa familiar sencilla. Nuestra fe en el mal puro nace de dicha interpretación monstruosa. Pero también es un problema de orgullo, que nos impide ofrecer la mano tendida. Resulta humillante intentar la paz, porque parece que admitimos errores ante el enemigo y nos rendimos. Koba tiene miedo de que el humano se aproveche de la debilidad de César. Además, sabemos que a la vez que intentar la paz, deberíamos cambiar de actitud, reconocer esos errores y ¿hasta qué punto esto no es arrodillarse?

Por último, queda el farragoso asunto de las palabras. Las palabras siempre pueden ser malinterpretadas. Debemos evitar herir al contario con ellas y manejar bien los recursos dialécticos en territorio hostil. Y es compleja la paz, cuando resulta que la opción de ir a la guerra es siempre más simple, rápida y eficaz que el largo tanteo que implica pactar.

Publicado en prensa papel (La Voz del Tajo-Talavera) el 16 de septiembre de 2014

¿Te ha gustado este artículo?

¡NO OLVIDES SEGUIRME EN MIS REDES SOCIALES!

Compra la novela de Moises de las Heras

Puedes adquirirlo en:

Compra el libro de Moises de las Heras en Amazon

 

 

 

 

 

 

 

Puedes adquirir mi libro de cuentos en Amazon

  • Canal de audiolibros gratuitos en YouTube: VISITAR
  • Canal de teatro de Ivoox: VISITAR
  • Canal de poemas de Ivoox: VISITAR
  • Canal de relatos de terror y ciencia ficción de Ivoox: VISITAR
  • Canal “El Cantar de Mío Cid” audiolibro completo en Ivoox: VISITAR
  • Canal “La Celestina” audiolibro completo en Ivoox: VISITAR

¡TAMBIÉN EN SPOTIFY!

  • Canal en Spotify de relatos de terror, misterio y ciencia ficción: VISITAR
  • Canal en Spotify de poemas: VISITAR
  • Canal en Spotify de relatos clásicos: VISITAR

Puede que también te interese…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CATEGORÍAS:

ÚLTIMAS ENTRADAS:

¡SUSCRÍBETE!

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo:


 

Moisés de las Heras en Amazon

¡CONSIGUE MIS LIBROS EN AMAZON!

Ahora puedes adquirir mis libros en Amazon. Visita mi tienda y hazte con ellos.

COMPRAR AHORA