-dialogar- CÓMO NO DISCUTIR EN NAVIDAD

Moises de las Heras

09/07/2016

Total de lecturas: 1,815 

Navidad, tiempo de vampiros. Hace frío y a uno le apetece brasero y película. Pero esas vacaciones ideales no existen. La navidad es tiempo de hipocresías y reproches. Se juntan treinta y seis en casa ajena y eso parece divertido, la caraba, pero cada uno piensa que maldita la gracia. La navidad es un tiempo en sí desagradable donde nunca podrás leerte aquel libro programado ni ver películas completas con el jaleo que se monta. En lugar de brasero, hay coche, a las once de la noche, para visitar otras casas.

Fotocomposición artísticaq, hombre y mujer con la cabeza metida en dos caretas gigantescas las cuales, enfrentadas, discuten y se gritan. Blanco sobre fondo blancoEn fin, que tenemos que padecerla.

Veamos el mejor modo de soportarla.

Hasta que llegue enero, paraíso donde cogeremos las maletas de regreso, hay que intentar no discutir. El secreto está en no porfiar, no empecinarse. Si nos creemos en posesión de la verdad absoluta, la defenderemos con ansia, con violencia incluso. Y si aseguramos las cosas con decisión, ¿qué ocurre si el otro aporta razones más poderosas que las nuestras? Al haber sido demasiado inflexibles, no podremos dar marcha atrás. Eso nos enrabietará al ver que nosotros mismos, con nuestras innegables certezas, nos hemos metido en un callejón sin salida. Habremos sido tan brutos que supondrá una humillación reconocer nuestro error. Sin embargo, si hemos planteado nuestro punto de vista abriendo la puerta a la posibilidad de equivocarnos, no nos humillarán si nos vencen. Si has sido moderado, condescendiente, rectificar es fácil, no pareces vencido. Rectificar es imposible cuando has gritado, porque implica dar una imagen de ti mismo bastante patética. Pese a que se te han agotado las razones sigues gritando para evitar tu vergüenza. Entonces te desviarás del tema y buscarás explicaciones impropias que incluyan amenazas, reproches y trapos sucios que tapen tus insuficiencias argumentales.

Así que como sois treinta y seis en casa, mejor ser suaves cuando opinemos. Porque nadie está libre de estar equivocado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
ESPERANZAS NAVIDEÑAS (tema: la navidad como tortura familiar)

Publicado en prensa de papel (La Voz del Tajo- Talavera de la Reina) el 23 de diciembre de 2014)

OTROS ARTÍCULOS SOBRE EL MISMO TEMA (pincha en la foto)

Ya puedes adquirir mi libro de cuentos premiados (compilación de varios cuentos premiados en diversos concursos) por sólo 0,99 – debes tener cuenta en Amazon, o bien suscribiéndote a mi este blog lo envío gratis… pulsa en la foto)

Portada libro DE CUENTOS PREMIADOS de Moisés de las Heras Fdez

Pincha en la foto

¿Te ha gustado este artículo?

¡NO OLVIDES SEGUIRME EN MIS REDES SOCIALES!

Compra la novela de Moises de las Heras

Puedes adquirirlo en:

Compra el libro de Moises de las Heras en Amazon

 

 

 

 

 

 

 

Puedes adquirir mi libro de cuentos en Amazon

  • Canal de audiolibros gratuitos en YouTube: VISITAR
  • Canal de teatro de Ivoox: VISITAR
  • Canal de poemas de Ivoox: VISITAR
  • Canal de relatos de terror y ciencia ficción de Ivoox: VISITAR
  • Canal “El Cantar de Mío Cid” audiolibro completo en Ivoox: VISITAR
  • Canal “La Celestina” audiolibro completo en Ivoox: VISITAR

¡TAMBIÉN EN SPOTIFY!

  • Canal en Spotify de relatos de terror, misterio y ciencia ficción: VISITAR
  • Canal en Spotify de poemas: VISITAR
  • Canal en Spotify de relatos clásicos: VISITAR

Puede que también te interese…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CATEGORÍAS:

ÚLTIMAS ENTRADAS:

¡SUSCRÍBETE!

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo: