a
a
HomeCríticaCineZOOTRÓPOLIS
coneja y zorro, personajes de zootropolis

PRIMERA PARTE

Sí, este artículo es largo, pero si quieren saber mi opinión, con que se lean esta primera parte, que es corta, vale. En ella haré una crítica para quienes no hayan visto la peli y el resto va destinado a escritores interesados en técnicas narrativas
A través de esta película desgranaremos la estructura de las películas de polis.
Porque Zootrópolis, pese a ser de dibujos, en realidad es una película de polis, para mayores de nueve años puesto que la trama no es sencilla, aunque, con los muñecos, los menores también se pueden divertir. Lo que hacen los guionistas, fundamentalmente, es desplazar la estructura de una película de adultos convencional a la animación. Lo dicho, los adultos, que se preparen para ver una más de polis.

Homenajes

ZOOTROPOLIS se nutre de técnicas narrativas ya empleada en otras producciones ya vistas. Es una buddy movie convencional. Se vale de arquetipos conocidos, (la moralista y el gamberro, la chica y el chico). Hay malos, mafiosos, jefes de departamento cabreados, incluso llega a rozar el género de terror y la ciencia ficción científica. Hay muchos homenajes, empieza como la teniente O’Neil, también homenajea al origen del planeta de los simios, (el laboratorio de animales salvajes, copia literalmente el pasillo de celdas) quien engañó a Roger Rabbit (con el bebé ladrón) y el más claro el Padrino, donde el ratón recita frases literales de la película de Coppola.

Trama abundante
La peli cuenta con una variedad de personajes muy completa, secundarios bien perfilados y definidos, el oso perezoso funcionario, el tigre gordo comedor de donuts, la teniente de alcalde tontita, el alcalde con síntomas de corrupto… en una trama abundante, sin llegar a compleja. Esa es su principal virtud. Además no es lineal. Es verosimil y con continuos giros de tuerca.

Valoración

La valoración de esta película depende de lo que busquemos en ella. No es un filme que vaya a cambiar la historia de la animación ni revolucionar sus estructuras. De hecho, el guión podría haber servido, con algún que otro cambio, como esqueleto de una de polis de adolescentes, aunque no de las peores.
Es cierto, todo nos suena, que juega con arquetipos ya vistos, con giros ya utilizados,pero es un buen trabajo. Hacer todo esto y hacerlo a la vez, engarzar bien, como diré a continuación, los distintos mimbres de la trama, es un mérito y aunque no nos sorprenda, porque no todos los trabajos tienen que ser exquisitos y extraordinarios, tiene la suficiente profesionalidad como para darle un siete o siete y medio. Es una película buena, no una genialidad, pero buena. Disfrutarán.

SEGUNDA PARTE, TÉCNICAS NARRATIVAS

Y ahora, para aquellos que ya la hayan visto, pasaré a analizar pormenorizadamente cada uno de los tramos y las técnicas narrativas empleadas.

LA TEMÁTICA DE FONDO.

Destaca una pregunta básica, que trasciende la narración. ¿Somos animales con instinto o la educación ha conseguido apagarlos? Esto subyace. La sociedad está compuesta de depredadores y presas que se han civilizado. Zootropolis lo demuestra. Pero algo va a suceder que hará preguntarse a la protagonista si esto se ha logrado plenamente.

HIGHT CONCEPT

El sistema americano de narrativa parte de una sola idea que luego va desmenuzando a lo largo de la obra. En Zootropolis esta idea es lo antedicho, la temática de fondo. Las aventuras desarrollarán esta idea. Se pondrá en duda al ser humano y su civilidad.

LAS DOS ESCENAS INICIALES

La pelea con el zorro

El primer guiño a este problema aparece cuando la conejita niña se enfrenta a un zorro niño que le ataca. En la adolescencia, según esta escena, subyacen los instintos que deben ser modelados con la educación.

La representación teatral

Otra escena incide en lo mismo al principio, la representación teatral, que recuerda a esas parafernalias de fin de curso que se montan los Yankees en alabanza a la constitución americana y a los valores de aquel país. En dicha representación se destaca cómo la civilización ha dejado atrás la ley natural de la selva. Es una de las obsesiones tipicas americanas, preocupada por la ley de la selva del mercado. Es un canto a las fisuras del sistema, donde las normas sociales son la respuesta. Ese es el convencimiento inicial de la conejita
A partir de aquí, sabemos que algo cambiará.

ESTRUCTURA ARGUMENTAL

LAS VUELTAS DE TUERCA.

Hay giros argumentales cada diez minutos. Cuando pensamos que la historia va en una dirección, nos sorprenden con un nuevo dato, una nueva sorpresa, un nuevo personaje que lo cambia todo y , de una manera fluida, los dos investigadores van descubriendo nuevas tramas y reorientando su investigación hacia otros malos, otros misterios.
Esto, que al principio es un juego simple, acaba dándole profundidad a la película, por acumulación. Como ocurre en la serie de Sherlock Holmes y narraciones parecidas, es el bagaje de giros lo que espesa y densifica la trama, dejando atrás pistas falsas y tomando otras nuevas. Sí, pese a ser una película de animación para niños, es una película que logra se empasta bien, que tiene los mimbres bien entrelazados.

EJE CENTRAL

El eje central se centra en adivinar el ENIGMA planteado. En realidad, hay dos enigmas. El primero: por qué han desaparecido ciertos animales. El segundo, a continuación: por qué se han vuelto salvajes y cuál es la causa o el culpable de ello. Lo interesante es que el público va resolviendo el enigma al tiempo que lo hacen sus protagonistas.

SUBTRAMAS

Este eje central se construye con diferentes subtramas, unas engarzadas a otras, pequeños relatos que se suman, siempre dentro de la investigación.
Otras subtramas, más pequeñas y fuera de la investigación, como puede ser el negocio de polos del zorro o la boda de la hija del mafioso, se añaden como pequeños minirrelatos que, por ejemplo en el primer caso, ayudan a definir a uno de los personajes, al zorro ayudante, y la otra crea una historia pequeña para justificar la intervención del mafioso para ayudar a la conejita policía. Al final, pequeñas historias aisladas acaban influyendo en el eje central.

PERSONAJES, RELACIÓN Y CAMBIO

Enriquece la trama el hecho de que los personajes tienen una personalidad que, a medida que avanza la obra, les hace cambiar.

La conejita, la protagonista, cambio interior, personaje que evoluciona.
El personaje principal, la conejita, confía en el estado racional y civilizado de Zootrópolis y, según avanza la historia, va fluctuando entre el desencanto, la decepción y nuevas opciones argumentales que le hacen retomar la ilusión y le impulsan a seguir avanzando, siendo su actitud la que mueve la trama.
Ser relegada a vigilar parquímetros, descubrir que el papá y el hijo en la heladería para elefantes al final son dos ladrones y que sus propios compañeros de comisaría no le apoyan, le va ocasionando la decepción. Lucha por sobreponerse, se apoya en la familia, duda si volver al pueblo, eso implica un conflicto interior y un cambio continuo en su actitud. La inteligencia del guión es que este problema del personaje se acopla perfectamente a la trama superficial y a la investigación policial que debe llevar a cabo. También al mensaje de fondo, a la ideología del film.

El zorro. El ayudante.

El zorro completa la buddy movie en la que se asienta la relación de personajes. Si la conejita es la parte moral, el zorro es la inmoral, pero por regenerar. En todo buddy movie los personajes están contrastados para provocar el conflicto. Se verán obligados a trabajar juntos. El conflicto del zorro con la conejita consiste en su pretensión de huir del marrón que pretende colgarle su compañera, verse chantajeado y finalmente tener remordimientos de conciencia por dejarla sola. Todo se justifica muy bien argumentalmente (la grabación de sus declaraciones en una grabadora zanahoria, su delito con hacienda…)

Este conflicto entre ambos se adapta como un guante a la trama superficial de la investigación, otorgándole volumen, psicología y personalidad al ayudante de la protagonista. Son convencionalismos de la buddy movie pero bien llevados. Piensen que tampoco es tan fácil hacer lo de siempre.

PERSONAJES SECUNDARIOS EN LAS SUBTRAMAS DE ZOOTRÓPOLIS.

Al igual que el personaje principal y el ayudante tienen cuerpo y conducen la historia, en las subtramas hay personajes vistosos que construyen pequeños mini cuentos, pequeños sucesos, acciones diminutas, que ayudan al eje principal. Estos minicuentos son provocados y conducidos por caracteres de gran fuerza, que también mueven la historia. Además, en ocasiones, estos personajes no sólo complementan, sino que ayudan a que la historia principal avance. Me explicaré yendo de menor a mayor.

Las películas de animación se alimentan principalmente de sacar al escenario, con asiduidad, diferentes arquetipos que seduzcan al niño y también, porque no, a los a los adultos, pero si además se cuenta una historia, la sirven y tienen una función, como todos en esta película, mejor.

Así, hay ciertos personajes que cumplen esta función como la señora armadillo, dueña de la pensión donde se aloja la conejita en la ciudad. Está ahí como elementos vistoso, para dar plasticidad física a la obra. Además, la señora armadillo aparece dos veces en escena en una ley que la película cumple, de retomar personajes, que vuelven a aparecer dos veces en la película. Y eso también ayuda a atar mimbres, a su consistencia y unidad.

El oso perezoso funcionario.

A medio camino entre los personajes que solamente decoran y los que participan en la trama está el oso perezoso funcionario. Al principio, le vemos en una escena divertida y pensamos que no tendrá mayor trascendencia. Respecto al eje principal no la tiene, pero en el chiste último, el que cierra la narración, vuelve a aparecer.
Su carácter lento provoca el chiste (conduce un vehículo a toda velocidad). Por otro lado, es el chiste cierra la película y el cierre es muy importante, es el chimpún último. Rescatar a este personaje secundario, el más encantador tal vez, y usarlo para cerrar la obra es una buena idea. Reutilizar personajes es siempre uno de los aciertos de este film.

La novia, la hija del mafioso.

En una de las aventuras, otro personaje secundario aparece y luego se retomará. Es una pequeña ratona que viene de la peluquería. Viene de la peluquería porque se va a casar. La conejita la salva de ser aplastada por una rosquilla. Destacar a un personaje que aparecerá poco en una escena con un detalle vistoso, como un moño “arriba España” y el ataque de la rosquilla, decir que viene de la peluquería, lo cual resulta anecdótico por ser una ratona y añadirle además una personalidad de maruja o pija superficial, con solo dos frases, es un mérito narrativo que no cabe desatender. Por mucho que se les critique, en las películas americanas se aprende mucha narrativa.
Pero es que además, este personaje secundario no es como el ciervo yonki o el oso perezoso. Se da un paso más y será retomado hacia la mitad de la película convirtiéndola en la hija del mafioso, que perdona la vida a la conejita y el zorro. Es la boda de la hija del padrino lo que se parodiará. Gracias a esta ratona a la que salvó la vida, el mafioso ayuda a la conejita y le da recursos. Por tanto, de ser un personaje secundario pasa a convertirse en una de las claves principales que hace progresar y evolucionara la trama.

El zorro que ataca a la coneja.

Otro personaje secundario que se retoma más adelante, con funcionalidad en la obra, es aquel que vimos al principio abusando de la coneja cuando es niña y arañándola en la cara. De adulto, se ha civilizado y esto incide en el mensaje de fondo de la película: los depredadores pueden civilizarse a través de la educación. En su caso, representa el caso de los adolescentes rebeldes que desprecian la sociedad y que gracias a la escuela se ha regenerado y ahora es un amable camionero. Esto apoya la tesis de la conejita justo en un momento clave, cuando descubre los bulbos venenosos. La referencia a la adolescencia y la educación es un problema que preocupa a la sociedad del primer mundo capitalista, y viene inserta en el problema de fondo de la convivencia frente a la rivalidad competitiva, tema principal de la obra.

El Ciervo yogui.

Este personaje, por ejemplo, sirve a los guionistas para oxigenar, con un breve chiste, en un momento determinado. Consulta a una elefanta, que no se acuerda de nada, y sin embargo él, sin darse cuenta, aporta toda la información. Ese es el chiste, pero la información aportada es valiosa para que la historia dé un giro. De este modo, el Ciervo yogui no solo sirve para dar plasticidad visual.

La comadreja que roba los bulbos.

Otro personaje importante dentro de las subtramas es esta comadreja a la que vemos al principio robando una bolsa en apariencia sin importancia, pero que luego reaparecerá para dar otro paso más en la trama. Resulta que esas verduras eran la clave, la solución del problema.

La teniente alcaldesa.

El último ejemplo, el más claro, de como un personaje secundario se retoma y se convierte en principal es la ovejita teniente alcalde, en apariencia inocente que al final va a ser la culpable.
Así, todos estos personajes, participan en mayor o menor medida en la narración, como simples apoyos físicos, como simples elementos decorativos, como personajes que entrelazan la narración, la estructuran o bien intervienen aportando datos y variando el desarrollo.

SOLUCIÓN MORAL EN LA AVENTURA INTERNA EN ZOOTRÓPOLIS.

Volvemos al principio para reflexionar sobre el debate de fondo inicialmente planteado, la democracia o socialización frente al instinto ¿Se impondrá el salvajismo, por muchos esfuerzos que hagamos? Es un problema fundamentalmente humano. ¿Estamos divididos en depredadores y presas o la civilidad puede redimirnos? Llevado a un terreno psicológico, tendríamos que hablar de los warriors los worriors, es decir, de los guerreros y los preocupados, que así define la psicología americana los dos tipos de caracteres humanos principales, depredadores y presas, gente con iniciativa, lanzada pero que también sin reparos aplasta, frente a los preocupados, es decir, las presas, los que no se atreven, los que tienen miedo, como el padre de la conejita. Por cierto, otro personaje secundario, de los muchos que salpican esta obra, que interesa destacar.

El conflicto de fondo podía haberse resuelto poniendo huevos en ambas cestas al final, dejándonos en la duda, no resolviéndola, dejando que la resolvamos nosotros, pero estamos en una película infantil, el final tiene que ser esperanzador y monocolor: la culpa la tiene haber comido una determinada verdura. Lo que sí es curioso es la reflexión de la oveja teniente alcalde, dejándole al adulto la patata caliente pese a ello, por lo que dice cuando la detienen.

SOLUCIÓN FÍSICA EN LA AVENTURA SUPERFICIAL

Los arándanos azules

¿Quieren un truco narrativo más? El Zorro va comiendo arándanos en la furgoneta. Sabemos, cuando los come, que esos arándanos serán una de las claves de la resolución del problema. Finalmente, así ocurre, aunque lo esperábamos.

La grabadora zanahoria

Otro leif motive que aparece varias veces dando unidad a la película es la grabadora que sirve para muchas cosas, para obtener pruebas, para chantajear al zorro y hacerle cambiar de actitud, cambiando el desarrollo de la trama y finalmente para atrapar al malo (a la mala). Es decir, una vez más, un recurso visto anteriormente en una subtrama (el delito fiscal), adquiere mayor relevancia en el eje central cuando reaparece (capturar a la envenenadora de animales)

El teatrillo

¿Y quieren otro ejemplo más para convencerse definitivamente de que esta película está muy bien trabajada, respecto al guión? Al igual que la hija del mafioso es reutilizada, o la comadreja, o el oso perezoso, o la grabadora, como sistema de estructuración… al principio de la película vemos la representación teatral, donde la conejita finge que se muere, manchándose con salsa de tomate y cintas rojas, en una parodia de un ataque de un depredador a una presa. Pues bien, al final, el propio espectador recibe, como gratificante sorpresa, que el ataque del zorro envenenado era otro teatrillo, y la conejita vuelve a representar la misma obra para capturar a la mala. De este modo, esto también pasa de subtrama a influir en la trama principal, incluso engañándonos a nosotros.

LA IMAGINERÍA.

Escenarios

Aparte de lo indicado, es habitual en la animación dibujar personajes graciosos y vistosos. Los distintos lugares de localización, (campo, ciudad, pequeña ciudad de ratones, interiores de comisaría, calles…) da variedad a la obra. Parece elemental, pero importa. Un buen grafismo siempre importa.

Actuaciones

Los personajes se mueven con naturalidad, con una gestualidad actoral humana, cargada de pequeñas expresiones muy cuidadas, sutiles muecas que implican un esforzado trabajo a la hora de dar movimiento al dibujo.

Dobladores

Estupenda la idea de mantener al público sentado en la sala sin darlas luces, leyendo títulos de créditos mientras canta Shakira, pero sobre todo sacar los nombres de los dobladores, esos grandes desconocidos que muchas veces son el alma de lo que vemos y que suelen salir cuando la sala ya está vacía. En esta ocasión leemos sus nombres antes de que se enciendan las luces, con el público sentado, y aunque todos ellos merecen mi consideración destacar en esta ocasión el trabajo de Paula Ribó doblando a la coneja, dándole una agilidad vocal muy adecuada a su personalidad dinámica, haciendo un alarde de matices, giros y cambios de ritmo envidiables.

Puntuación

Ya dije que la película está llena de elementos convencionales conocidos, y por ello pueda ser criticada, pero esto de escribir es como la fontanería, que exigimos que el fontanero sea bueno, bonito y barato sin ver las dificultades del oficio. Los toros se ven muy bien desde la barrera. Todos los que nos dedicamos a escribir narrativa sabemos las dificultades de componer una buena trama con todos los hilos bien engarzados y tenemos mucho respeto a este trabajo cuando se hace bien. Es por ello que dentro de su género, yo le doy un siete y medio largo.

 

No comments

leave a comment