a
a
HomeAudiolibrosRestos de Carnaval, de Clarise Lispector

Restos de Carnaval, de Clarise Lispector

Portada de audiolibro de Youtube Restos de Carnaval, de clarise lispector, composición con vela y foto de careta de carnaval

EL AUDIO.

Restos de carnaval, nuevo audiolibro, (un cuento) que subo a este blog. Abajo, al final del artículo, tenéis el enlace de YouTube, como siempre. Un cuento que dura nueve minutos.

En esta ocasión es una niña la que, desde la pobreza y

LA AUTORA DE RESTOS DE CARNAVAL

Clarice Lispector R.M (Chechelnik, 10 de diciembre de 1920 – Río de Janeiro, 9 de diciembre de 1977) fue una escritora brasileña de origen judío. Es considerada una de las más importantes escritoras brasileñas del siglo XX. Pertenece a la tercera fase del modernismo, el de la Generación del 45 brasileña. De difícil clasificación, ella misma definía su estilo como un «no estilo». Aunque su especialidad ha sido el relato, dejó un legado importante en novelas, como La pasión según G. H. y La hora de la estrella, además de una producción menor en libros infantiles, poemas y pintura.

OTROS DATOS

Lispector, que murió a los 56 años de cáncer de ovario, siempre fue una mujer de rompe y rasga. De físico imponente y belleza caucásica, hablaba varios idiomas y durante años estuvo casada con el diplomático brasileño Maury Gurgel Valente, con quien vClarise LIspector, foto en sepia, tratada, artísticaivió 16 años en Italia, Suiza, Estados Unidos e Inglaterra. No obstante, Río de Janeiro fue la ciudad que caló más hondo en su personalidad. Allí disfrutó de su querida playa de Leme y de los encuentros con los amigos de la época, como Ferreira Gullar o Rubem Braga.

NOTAS SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR, (TEXTO DE CLARISE LISPECTOR)

Escribir es una maldición que salva. Es una maldición porque obliga y arrastra, como un vicio penoso del cual es imposible librarse. Y es una salvación porque salva el día que se vive y que nunca se entiende a menos que se escriba.

¿El proceso de escribir es difícil? Es como llamar difícil al modo extremadamente prolijo y natural con que es hecha una flor.

No puedo escribir mientras estoy ansiosa, porque hago todo lo posible para que las horas pasen. Escribir es prolongar el tiempo, di
vidirlo en partículas de segundos, dando a cada una de ellas una vida insustituible.

Escribir es usar la palabra como carnada, para pescar lo que no es palabra. Cuando esa no-palabra, la entrelínea, muerde la carnada, algo se escribió. Una vez que se pescó la entrelínea, con alivio se puede echar afuera la palabra.

PINCHANDO AQUÍ, EL AUDIO, PERO MEJOR QUE LO VEAIS EN YOUTUBE PARA QUE ASÍ PODÁIS ACCEDER A OTROS CUENTOS Y POEMAS

 

 

No comments

leave a comment