a
a
HomeCríticaPSICOLOGÍA DE LAS MASAS, de Gustave Le Bon

PSICOLOGÍA DE LAS MASAS, de Gustave Le Bon

Uno de los libros aconsejables para esta semana en que entramos, al borde de unas elecciones, es Psicología de las masas de Gustave Le Bon.

SENTIMIENTOS, NO IDEAS

En este libro del sociólogo fallecido en 1931, inspirador de Freud, habla de cómo los hombres se gobiernan no por ideas sino por sentimientos, de cómo una idea, o un grupo de ideas, no es realmente lo que mueve, organiza y dirige a una masa. Antes bien, la masa tiene que discutir esa idea y las convierte antes en sentimiento para hacerla suya y finalmente ocurre que la masa se mueve por lo que siente, no por la idea en sí. Es por eso que las masas no analizan las ideas, las sienten y por tanto las viven, se apasionan por ellas o las rechazan, las encuentran enemigos, las sacan a debate como arma y no como argumento.
LA MASA NO PENSANTE

Habla Le Bon de la incapacidad de la masa para argumentar porque es incapaz de desarrollar en plenitud una idea, dado que necesita ideas simples que ofrezcan mimbres simples para poder ser deglutidas y asimiladas y dadas forma.

INDIVIDUO Y MASA

Habla Le Bon de cómo el individuo se despersonaliza, pierde parte de su inteligencia cuando se somete a la masa. Habla de la masa como un ente menor de menor inteligencia que el individuo y como el individuo que obedece a la masa pierde parte no solamente de su libertad y de su identidad sino también de su capacidad para pensar y parte de su inteligencia.
LOS LÍDERES CAMBIANTES DE LA MASA

También analiza Gustave Le Bon cómo la masa, movida por sentimientos, convierte a sus propios líderes en demonios o héroes según las épocas. Da el ejemplo de Napoleón que en un tiempo fue héroe, luego villano y luego volvió a ser héroe según la época en que se viviera o las decepciones y acontecimientos históricos que sucedieran.

LA MASA INCONSTANTE

La masa es voluble, cambia de opinión pero también es apasionada, ama con la misma pasión que odia y puede amar la misma cosa que mañana odiara con la misma intensidad. Eso describe también su carácter violento.

LA MASA NO ARGUMENTA, LOS ENEMIGOS DE LA MASA
La masa se mueve como masa. No puede ser convencida con razonamientos y argumentos. El que se empeñen en ir contra la masa también se convertirá en su enemiga puesto que quien objete cualquier principio fundamental del sentimiento de la masa, ataca sus pilares fundamentales. Los pilares fundamentales de una masa en una época concreta y determinada de la historia

LA MASA Y LA TRADICIÓN
Desvela Le Bon cómo la masa construye una tradición alrededor de sus creencias, que mueve y maneja como fe religiosa o como esencia sentimental, no como conjunto de ideas. Y que se tardan generaciones en cambiar las tradiciones que se construyen sobre una tendencia social.

LA EDUCACIÓN DE LA MASA
También habla Le Bon en este libro de los sistemas educativos y del modo y manera en qué los libros de texto solo pretenden enseñar una serie de datos memorísticos aburridos, haciendo caso omiso a la auténtica sabiduría. Tampoco la educación prepara al individuo para ser eficaces en la vida laboral. Que el individuo sabio y educado sería el que logra ejercitar un juicio certero y desarrollar valores espirituales de inicitiva y carácter y cómo la educación desatiende estos términos.

PALABRAS MÁGICAS, ENGAÑO SOCIAL
Desvela Le Bon cómo palabras como democracia, igualdad, libertad y similares se han convertido en elementos mágicos, en palabras deslumbrantes que parecen contener la solución mágica a todos los problemas. Habla de como estas palabras han eximido a la persona de su capacidad de pensar. Ofrece a individuo integrado en la masa terminos que pueden ser lanzados sin pensar como armas, no como argumentos, como silogismos de autoridad, como si “democrático” “igualitario” o “libre” fueran conjuros tan absolutos y redondos que no pueden ser matizados ni puestos a debate, palabras sagradas indiscutibles que se emplean como falacias pero están vacías.

LA MASA NO BUSCA LA VERDAD

Otro aspecto que aborda Le Bon es cómo la masa no busca la verdad sino aquello que la deslumbra, ideas llamativas aunque estén equivocadas. Habla de la incapacidad de las masas para aprender de los errores y cómo los errores cometidos por una generación no sirven como experiencia a la generación siguiente y es por eso por lo que la historia se repite y la masa vuelve a cometer los mismos fallos una y otra vez. La masa tiene una incapacidad natural para aprender entre otras cosas porque considera que la experiencia anterior no tiene que ver nada con las acontecimientos del presente vive aunque sean vivencias casi idénticas.

LA BÚSQUEDA DE UN LIDER

También habla de cómo la masa busca instintivamente un jefe que la dirija, aunque sea un jefe que les libere de otros jefes. La masa necesita una orientación y necesita una cabeza identificable que la ordene, la dé un sentido y la encamine y a continuación Gustave Le Bon analiza de qué manera ese jefe, ese dirigente de masas tiene que actuar para que la masa le obedezca y descubre una serie de resortes decepcionantes para el ser humano sobre el modo y manera en que actúan los líderes y dominan. Todo ello da como resultado un individuo anulado por el grupo, que se convierte en un ser bastante decadente y esclavo de espejismos en los que cae una y otra vez y en los que cree una y otra vez aunque se demuestre su mentira.

De otros muchos aspectos habla Le Bon. Léanselo, en serio, no se arrepentirán.

Un libro muy recomendable para esta semana, liberarse del borreguismo e ir a votar (o no) procurando balar lo menos posible.
Un diez redondo

previous article
next article
No comments

leave a comment