a
a
HomeCríticaCine-infantiles- OZZY, crítica de la película y técnicas narrativas empleadas

-infantiles- OZZY, crítica de la película y técnicas narrativas empleadas

Crítica de la película Ozzy y técnicas narrativas empleadas. Película infantil de dibujos animados. Aventuras carcelarias de un perro secuestrado.

Que una película de dibujos recurra a técnicas narrativas, elaborando una trama con una evolución interesante, con un héroe, un antagonista, ayudante y todos los elementos a disposición que existen, o incluso que se haga algún que otro homenaje a otras películas, es aceptable, pero que me cuenten otra vez Brubaker con perros, como ocurre en Ozzy, como que no.

EL ERROR FUNDAMENTAL

Personajes malvados, perro alcide y director de refugio perros en la película Ozzy, en el artículo de crítica del blog literarioEl error fundamental de esa película, por lo que no interesa a los adultos, es la elección de un cliché mil veces visto en productos para adolescentes, el drama carcelario.
Las películas de cárceles son rutinarias. Sus argumentos están adocenados y repiten una y otra vez la misma trama, con el mismo resultado. Es una mala idea tomarlo como modelo. Cierto que los niños aun no han tenido tiempo de hartarse de este mantra, pero no hay que estropearlos el gusto desde tan jóvenes. Sobre todo si se cuenta siempre de la misma manera: héroe que se enfrenta a un malvado en la cárcel, un alcalde corrupto, unos intereses creados, unos matones que le hacen la vida imposible, un mafioso que desea mantener su poder, un maltrato al héroe y una venganza o una fuga final. Lo hemos visto mil veces interpretado por Stallone, Chuck Norris, Van Damme, no sé si Swarzeneger y cinco mil más, prototipos de madelman, Maciste hercúleo y descerebrado o bien buenazos estilo Robert Redford o Tim Robins, todos ellos injustamente encarcelados pero con una fuerza interior inverosímil. Y aunque algunas de estas pelis no están mal, (Brubaker, como digo, o Cadena Perpetua) la cosa cansa.
El prototipo en qué se fijan los creadores de Ozzy no es, desde luego, ejemplar, no pertenece al cine de alta calidad (pocos ejemplos buenos hay de este modelo) sobre todo si se centran en la acción y no en el drama (Pena de Muerte) y el resultados de resiente.
Se limitan a repetir cliché y la película aburre en la medida que aburren todas las de este subgénero.

SIN NOVEDAD.

Cartel, perro protagonista en sesión de fotos cárcel en la película Ozzy, en el artículo de crítica del blog literarioHay poco más que decir, pero diré más. Que no renueva el género, ni le dan ironía, lo que hubiera justificado beber en esa fuente. Ni la modulan, ni crean sobre el modelo una historia diferente que pudiera atraer por sí misma. No, simplemente repiten de una manera mecánica. Además, hecho con perros mezclados con hombres (el estafador dueño del falso balneario para perros y luego la prisión) la cosa adquiere matices imposibles de guión.

LOS AUTORES.

¿GUIONISTAS PROFESIONALES?

Ellos tal vez se deba a que los guionistas no son profesionales. ¡¡Vaya, puede que lo sean, quién me ha dicho a mí que no!! Pero puede que sean los propios dibujantes los guionistas. O puede que, conociendo las claves de la técnica narrativa, no las apliquen por pereza o no se esfuercen en ser diferentes, amparándose en qué es una película para críos y tampoco es cuestión de hacer arte y ensayo. Probablemente así justifiquen el “todo vale” de este guión tan rutinario. Sí, todo se puede justificar, incluso haber repetido un cliché sin más. Pero que busquen y encontrarán otros casos de películas que repiten clichés pero que innovan y crean y tratan de ser originales sobre una trama manida para que suene diferente. Aquí no.

¿GUIONISTAS SIN SENSIBILIDAD?

Porque puede que la imaginación de ese que ha estudiado técnicas de guión no dé más de sí. Hay quien estudia técnicas narrativas y tiene títulos pero no arte ni sensibiidad, ni intuición ni talento. Estamos en España, y el título no garantiza nada. Y si tu gusto como amante del cine son las películas carcelarias más ramplonas, pues mal vamos. Y te pones a escribir… considerarás el súmmum estas bazofias… porque tu gusto no da para más.

¿GUIONISTAS DIBUJANTES?

Perro minusválido encarcelado en la película Ozzy, en el artículo de crítica del blog literarioPero como digo, tal vez se deba a que los guionistas son los dibujantes. Ellos mismos se reflejan en los padres de la niña, familia a la que pertenece el perro de marras.

No sé por qué se considera que un buen dibujante ha de ser, necesariamente, un buen narrador con ideas ingeniosas. Ahí tenemos casos de colaboraciones honestas: Uderzo y Goscinny, Gallego y Rey… que se completaban unos a otros porque no todo el mundo sirve para todo, y ejemplos de viñetista o creadores de cómics que además de buenos dibujantes sean hábiles guionistas, no hay tantos. En todo ello hallamos una explicación más que suficiente lo que ha pasado con esta película.

LOS ACIERTOS.

Perro chihuahua Vito en la película Ozzy, en el artículo de crítica del blog literario

null

Vale, la peli también tiene aciertos. Hay subtramas, (el niño malo de la bicicleta y su perro), varios escenarios que dan diversidad a la acción: la casa de Ozzy, la residencia para perros, la cárcel, las pistas de la cárcel, el patio, la escena en la entrada (con la furgoneta)… otra vez la casa y eso imprime variedad, visualidad. De acuerdo, hay golpes de splastic, necesarios en estas películas, con porrazos y golpes, como la bombona volando o el perro salchicha intentando entrar en la oficina del alcaide… y variedad de personajes, cada cual con su personalidad, el perro cojo, el salchicha, secundario gracioso, el homenaje al padrino, con Don Vito, guiño a otras películas, cuando descubrimos que el gran mafioso es un chihuahua, (como en Zootrópolis)… Y hay muchas otras cosas que la convierten en una divertida película y donde hay oficio. ¿Entonces? Pues que sí, que todo ello son virtudes, y como los niños no conocen la rutina de las pelis carcelarias, les mola. Pero podrían haber pensado un poco más en los adultos. Que nos vendan el producto comercial, no mola. Somos españoles, hacemos arte con el cine, no productos.

EL DESTINATARIO DEL “PRODUCTO”.

Despacho del alcaide, perro san bernardo y protagonista chocan la mano en la película Ozzy, en el artículo de crítica del blog literarioPrincipalmente porque no es admisible que esto lo hagan españoles. El destinatario es un espectador español, europeo, que considera infumables las americanadas y, por el momento, somos espectadores más inteligentes que los yankees, (aunque tal como va la cosa pronto les alcanzaremos en idiotez). Tenemos asumido que un americano venda un producto basura de multicine a un español porque los europeos lo van a comprar sí o sí. Y se lo vamos a perdonar porque es americano y está el Swarzeneger de turno. Pero que hagan lo mismo nuestros compatriotas con nosotros… ¡¡Calla, que lo mismo es para clavársela a los yankis!! Entonces que se lo lleven directamente a ellos.
Pero no. Si somos españoles y hacemos películas de dibujos españolas jugando con el estilo americano, más vale que le demos la vuelta y la personalidad española que corresponde y que juguemos con la inteligencia del espectador cómo se hizo en “Atrapa la bandera”. Que unos españoles cojan un cliché americano y nos lo quieren vender como cliché americano sin transformar, o bien nos habla muy mal de la intención comercial de Ozzy, o bien nos habla peor aún de la inteligencia del guionista, que no tiene luces para entender que eso de trataros por tontos no se hace, caca.

y te recuerdo, ya a la venta mi libro de cuentos premiados en diversos concursos por sólo 0,99)

OTRAS CRÍTICAS DE INTERÉS.

Cartel de Atrapa la bandera, película de dibujo, con protagonista niño vestido de astronauta y dos amigos, chico gordo y chica, niños

ATRAPA LA BANDERA

No comments

leave a comment