a
a
HomeEnsayoLa cola del dinosaurio

La cola del dinosaurio

haciendo cola

Sí, lo sé, tampoco hay que esperarse mucho. En un tiempo en que el cine digital nos ofrece superhéroes interplanetarios, catástrofes interestelares, terremotos vigoréxicos y, por supuesto, bichos jurásicos resucitados, una caseta de animatronics tampoco es para volverse loco. Ni valía los ocho euros ni la larga cola.

No suelo hacer colas ni acudir a eventos donde me hagan esperar. Mi tiempo es demasiado precioso para que me tengan una hora mirando tonterías en el móvil.

Pero fui hace unos meses a una caseta de animatronic con dinosaurios mecánicos de piel de goma porque había niños que entretener. Y hasta ellos se aburrieron. Los dinosaurios aquellos eran para menores de ocho. A partir de esa edad, te aburrías como un microfósil de pelicosaurio. Cuatro lagartos de goma, un solo bafle emitiendo un supuesto rugido como un mantra… un esfuerzo brutal para un resultado ridículo. Pero ese era el negocio.
Lo que me desalentó fue la masa. Suelo salir decepcionado del género humano cuando lo veo haciendo colas o perdiendo el culo y la tarde en una tontería.

Pero compruebo decepcionado que la gente no sabe qué hacer con su tiempo.

DiplodocusA la gente no le importa el valor de los eventos. Los valoran por la longitud de la fila. ¿Les gusta y luchan por no perdérselo, simplemente? ¿Dicen que les gusta porque ven que los demás van? ¿Dicen apreciar lo que jamás apreciarían en privado? Son conducidos, atraídos, deslumbrados, instigados, abducidos por la masa. ¿Por qué son felices colapsando? ¿Tendrán opinión individual esos seres ibero-campaniformes? ¿Les gustaría si no hubiera colas?

Tal vez el gusto cambia cuando la masa acude. Tal vez la mayoría no tenga criterio y se rija por la popularidad de un hecho. O tal vez simplemente se encojan de hombros. Ni ellos mismos saben. Tal vez no tengan qué hacer. Y no sé cuál de estas posibilidades es peor.
Incluso vi cómo se apretujaban ante la proyección de un documental que no se veía por la luz del sol… un documental que apagarías si lo pusieran una tarde en tu casa en la2.

(También publicado en prensa papel La Voz del Tajo 5 de abril de 2019)


IR A MI CANAL DE AUDIOLIBROS gratuitos

Aquí para comprar mi libro de cuentos en amazon (a 0,99)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Aceite de palma el balido de los borregos

Conciencias de papel. El aceite de palma, un año después.

previous article
next article
No comments

leave a comment