a
a
HomeEnsayo-elecciones- DOS CONSIDERACIONES ANTES DE VOTAR

-elecciones- DOS CONSIDERACIONES ANTES DE VOTAR

interrogación votando

Si usted es de izquierdas odiará a Rajoy, esa barba, esa seriedad, su edad, ese hablar… Si es de derechas, odiará al coletas, su agresividad, su desaliño de perroflauta,… Y tal vez odie o admire por lo mismo a Pedro, a Rivera, a Maroto, al de la moto… Esa es la primera observación, que procure usted no votar por las pintas. Sí, sé que es difícil, sobre todo si estamos ya enquistados en una ideología, pero agarrados a este prejuicio, votaremos el envoltorio.papeleta consideracione santes votardosconsideracionesantesdevotar

La segunda de las consideraciones antes de votar es que valore sin ideología.

¡Sí hombre, la cagamos!, ¿es que las ideologías son malas? ¡Al contrario! Hombre, no sé, pero muy objetivas no son. ¿No le parece? O si no, mire la ideología contraria a la suya, ¿a que no lo es? Son como los equipos de fútbol, cosas del corazón, cuestión de fe. Con las ideologías manipulamos los datos para que se acomoden a nuestras teorías en lugar de elaborar teorías que se ajusten a los hechos. Con las ideologías, solo vemos la paja en el ojo ajeno, nos saltamos el rojo conduciendo y, cuando vamos a pie, denunciamos al infractor y responsabilidad democrática debería significar ser objetivo.

Pero, claro, usted se sentirá hereje si ve algo malo en su partido. Sin embargo, los partidos son franquicias que sólo muestran una cara y ocultan otras por interés. Pero no es el negocio de usted, así que mire y valores las propuestas sin más. ¡Sí, claro, leerse los programas, ese coñazo!, más aún cuando uno ya tiene sus ideas preconcebidas. Además, ese análisis “objetivo” ya lo ha hecho usted y le ha salido que “los suyos son los buenos”, pero ¿no será ideología? Esas son las consideraciones antes de votar.
¿Y a qué tengo yo que complicarme la vida, vamos a ver, por estos capullos?”, dirá usted. Pues porque se supone que usted gobierna eligiendo y si vota sin pensar, su voto será de baja calidad, y renunciar a pensar hace buena cualquier dictadura que venga a pensar por usted. Eso, tal vez saber pensar sea el problema.
En fin, que haga lo que quiera, qué le voy a decir yo a usted, pero piense en eso al menos dos minutos. Pero si cree que el aviso llega tarde para ese lifting interior, no desespere, que tendrá tiempo hasta las elecciones de navidad.

Publicado en prensa de papel (La Voz del Tajo- Talavera de la Reina) el 21 de junio de 2016)

Post Tags
No comments

leave a comment