a
a
HomeEnsayo

Juguemos fuerte. Hitler. Trasládese usted a 1920 e imagínese director de un periódico en Alemania que recibe un artículo de

¿Quiere una madre que un niño se independice? En cierto sentido, no. Sabe que le conviene, pero es que los

Todo parece el orden, el cielo y el infierno, cada cual en su lugar. Pero de pronto el infierno aparece

¿Saben que les digo? Que me voy a Noruega. Sí, cada vez me voy enamorando más de ese sitio, del

No hace mucho me presentaron una encuesta de satisfacción. No para que la hiciera, sino para que valorara si con

Prepare usted una jugosa hamburguesa. Lechuga, tomate, carne … todo lo que le guste. Envuélvalo en papel comercial, brillante, a

Presumimos de dialogantes, pero si alguien es intransigente, siempre pertenece a la ideología contraria. “Los nuestros” sí son DIA-LO-GAN-TES (hostias).

Desde el radicalismo se suele tachar a quien no piensa igual de malvado. Y nadie se ve a sí mismo

Vivimos en un tiempo radical. La lucha entre ideologías plantea la diferencia de opiniones como una guerra brutal donde el

Algunas féminas, a imitación de independentistas y radicales, se empeñan en quedar mal. Destilan mala leche y las aborreces. Pero más