a
a
HomeCríticaCARTA DE UNA DESCONOCIDA, de Stefan Zweig

CARTA DE UNA DESCONOCIDA, de Stefan Zweig

mano de escritor al fondo y en primer plano rosa blanca. Foto en blanco y negro

RESUMEN DE MÉRITOS

Un libro muy aconsejable que recomiendo. No solo porque les va a entretener sino porque contiene una serie de meritos y calidades a enumerar. En mi opinión son estos:

1 La inteligencia de la narradora en primera persona. Monólogo interior. La fuerza de la primera persona como elemento narrativo.
2 El estilo, la fraseología, que se ajusta la imagen de inteligencia con el que construye Stephen Zweig su personaje.

3 El descubrimiento de los acontecimientos por parte del lector a la vez lo descubre el personaje receptor, el escritor.

4 Los sentimientos y su evolución a lo largo del tiempo.

5 La lucha de psicologías.

Escena de la película Carta de una desconocida de Stepen Zweig6 Los acontecimientos externos, las anécdotas y sucesos físicos sucedidos. Y los acontecimientos internos, lo que sucede dentro del personaje y su evolución.

7 La capacidad del autor para ponerse en situación y desangrarse en la obra.

8 La habilidad para no echar demasiado azúcar ni propasarse en su manejo de las técnicas.

 

 

A CONTINUACIÓN PASO A ANALIZAR ALGUNOS DE ESTOS ASPECTOS.

2 La prosodia, la fraseología, el estilo.

El principal mérito, en mi opinión, es el modo en qué la prosa, las precisiones a la hora de reflejar la obsesión amorosa, seCartel de pelicula carta de una desconcida guisan y cocinan con una fraseología diversa, unos conceptos que, a la vez que sencillos, no resultan monótonos, son variados y matizados. Es una sencillez que se aleja del sujeto verbo y complemento para acceder a un modo de expresarse que revela inteligencia y fondo cultural. No es cuestión de extraer aquí, en este breve ensayo, los elementos superficiales de dicha prosa. Tan sólo decir que la primera persona dibuja a una mujer con criterio e intelectualmente capacitada, atractiva por su interés intelectual. En ningún modo se expresa con llaneza de pueblerina.
La belleza de la fraseología no se apoya en la palabra hermosa sino en la diversidad en la estructura compositiva de la frase y la ductilidad de un pensamiento rico. Algo propio del monólogo interior. Esto se mantiene incluso por encima de la traducción, que suele traicionar los textos cuando la obra literaria se fundamenta en la fonética expresiva o en un verbo estético. La estética de un término es cultural, depende del país y de los hábitos de su tiempo y por eso suelen perder fuelle con el tiempo y las traducciones. Las traducciones no sólo deben atender al fondo, sino a la forma, hallar mecanismos estéticos específicos similares en el idioma al que se traduce.
En el caso de esta novela, no hay que preocuparse, no es la fonética ni la belleza formal lo que da fuerza al texto. Puede que sí, que en origen también intervenga, pero aun así la prosa se mantiene fuerte gracias al manejo de conceptos y psicología de personajes.

3 El enigma, bien dosificado.

Cartel de Película carta de una desconocidaOtro aspecto son los recursos narrativos empleados. La estructura (objetivo, psicología de personajes, enigmas por resolver, arquetipos, protagonistas, antagonista, ayudantes… todo eso) No es una novela de gran acción, pero en lo que tiene de ella está bien tratada. Principalmente, el enigma de ir descubriendo las circunstancias de la mujer y del caso, a medida que el imaginario lector lee la carta. Al principio, parece una simple admiradora de un escritor pero, poco a poco, descubrimos sorpresas en su relación. La sorpresa bien medida y dosificada a lo largo de esta pequeña obra es algo prodigioso que nos mantiene alerta e interesados. Si solamente existieran estas sorpresas no nos interesaría tanto. Es la sorpresa unida a la inteligencia del personaje, lo que nos atrae verdaderamente

5 Lucha de psicologías

De igual modo, asistimos a la psicología de personajes, la psicología que ha regido la relación entre ella y él a lo largo de muchos años.

6 Sucesos internos, sucesos externos.

militar del siglo XIX muy engalanado sentado junto a una mujer del XIX vestida de épocaDe algún modo, hay dos tipos de sucesos, los que interesan a la relación amorosa y los sucesos meramente anecdóticos qué desarrollan este amor. Es decir, no sólo sentimientos, sino acontecimientos.
De este modo, hay un fluir interno de anécdotas sentimentales, que corresponden a la desesperación amorosa de ella, y un fluido externo de hechos: el abandono de la casa, la llamada a la puerta infructuosa, la visita en su ausencia del lugar de trabajo del amado… y otros más interesantes que no debo descubrir aquí.

La narrativa.

El cuenta cuentos, la progresión de sucesos que va desgranando la narradora en primera persona se funden con los acontecimientos internos sentimentales como un todo.

7 Escrito con pasión

Por otro lado, y este es el segundo aspecto, también se manifiesta por parte del autor una pasión. El autor se identifica con la obsesión. En realidad, un buen escritor se diferencia de un escritor mediocre, con independencia de los resultados, en que trabaja como un actor, es decir, se “desangra” sobre el papel, “entra en situación”. Así, si bien Zweig puede no haber vivido esta pasión, sin embargo conecta con el espíritu de su personaje.

8 Una obra bien medida.

Foto de Stepan ZweigLa literatura, como la cocina, tiene su medida. Si se le echa demasiado azúcar al pastel, queda azucarado. Si falta sal, si no se mima la cocción… se estropea. En definitiva, no es cuestión de emplear una técnica u otra o abundar en ellas, sino de saber manipular esa carne para que no quede seca ni demasiado pastosa. El jugo en su punto, depende del cocinero.
En esta obra, Zweig no se propasa en el uso de técnicas. Tiene muy presente que si el personaje de la mujer debe reflejar inteligencia, también debe moderarse en sus arrebatos. Es muy fácil caer en la trampa de construir un personaje excesivamente obsesivo que el lector no respete. Si no tiene la medida, no es ya la verosimilitud la que se resiente, sino la identificación con el personaje y el gusto por la obra. Zweig quiere que el lector se identifique con la obsesión, que no lo considere una patología sino un acto de romanticismo. Por ello, tiene la precaución de moderar su expresividad sin dejar de mostrarla. La obsesión es claramente patológica pero nos seduce este alma atormentada a la que compadecemos pero no despreciamos.
Hay muchas patologías obsesivas compulsivas en literatura. El amor obsesivo de “La dama del Viento Sur” por ejemplo se halla en el otro extremo de la construcción de este arquetipo. Allí el protagonista acaba por abrumarnos. El exceso de azúcar, la expresividad desbordada, la obsesión sin freno, su poca dignidad, su condición antiheróica y su empecinamiento, más cercano a lo enfermizo, nos entrega un ser al que no compadecemos y no deseamos en ningún momento que tenga éxito en su conquista. Sin embargo, si deseamos qué la desconocida de Zweig no haya muerto, que sea mentira, que ese amor frustrado quede recompensado.
Conclusión y valoración
Una novela corta de altura, escrita con pasión, con regusto a narrativa romántica. Una obra maestra que se lee en una o dos horitas como mucho y que te alegra el día. Totalmente aconsejable. Un 9.

No comments

leave a comment